Hoy en día los paisajes son nucleares, las marinas rezuman chapapote, los bodegones sólo reproducen basura y naturalezas muertas, jarrones con flores marchitas y cardos borriqueros, las monnalisas lloran abusos de machos descerebrados pero con dos cojones, no hay retratos tan sólo caricaturas de gente con pasta pero sin lustre, los discóbolos tiran, sí, pero con cocteles molotov ... ya no hay tregua, ni siquiera en el arte.

jueves, 7 de abril de 2011

...y como no todo van a ser políticos y tragedias aquí os dejo a Hayat, una niña saharahui, protagonista de un cuento infantil en el que ando metido, la cual pretende cultivar sandías en el desierto.

No hay comentarios: